Concurso de familia


El concurso de acreedores puede ser su solución
Con la crisis, miles y miles de familias estan pasándolo muy mal y desconocen que el concurso puede ser su salida

La dura problemática de muchas familias

Como abogado mercantilista concursal y como especialista en situaciones de dificultad financiera decidí trabajar, día a día, en buscar soluciones a numerosas empresas, autónomos y familias que ahora son maltratados y azotados por la crisis, y como no, por los bancos y entidades financieras. Cuando una persona entra en un estado de insolvencia, se encuentra en una situación desconocida, antes se les ofrecían los créditos como si fueran regalos, ahora, son perseguidos por escrito y telefónicamente, tachados de “poco serios”, las cuentas se les embargan y no pueden pagar con tarjetas, ni domiciliar ningún recibo, se encuentran con deudas que crecen con intereses desorbitados, minutas legales y, poco a poco se le van cerrando todas las puertas. Al asesorar a mis clientes tengo la empatía de ponerme en su lugar para entenderlos, para que la comunicación sea un feedback  pues están confiando en mí una situación de asfixia económica que acaba afectando a todas las parcelas de su vida.

El Concurso de Acreedores puede ser presentado por personas físicas,  (Concurso de Acreedores de personas físicas) particulares que no puedan pagar sus deudas en los plazos previstos. Si se hace a tiempo puede suponer poder de salir de una situación angustiosa de deudas, evitándose que las demandas de los acreedores terminen en el embargo indiscriminado del patrimonio y de los ingresos.

El camino para salir de la ruina es solitario

Presentar el Concurso de Acreedores tiene muchas ventajas:

1. Se suspenden los pagos de las deudas anteriores a la Declaración del Concurso de Acreedores, así se consigue un tiempo sin la presión de tener que hacer frente a los pagos inminentes.

2. Se paralizan los intereses, su deuda deja de crecer.

3. Se levantan embargos sobre vivienda, vehículos y demás activos para poder vender o desinvertir.

4. Su deuda puede reducirse ostensiblemente:

  • En el caso del concurso de acreedores para convenio se pueden negociar rebajas de las deudas de hasta el 50% y aumentar el periodo de pago hasta 5 años (e incluso más) y ¡sin intereses!

  • En el caso de concurso de acreedores para liquidación y exoneración de deudas, sus deudas podrán quedar a cero y, en ciertos casos, quedarse solo con el 25% de las deudas como máximo si hubiera una mejora económica durante los 5 años posteriores a la conclusión del concurso.

5. Tendrá derecho a disponer a unas cantidades mínimas de los ingresos de su familia para satisfacer sus necesidades: comida, hipoteca o alquiler, seguros, impuestos, ropa, teléfonos, ocio, etc. durante el proceso del concurso.

6. Si se acuerda un convenio, transcurre un año para la obligación del primer pago a sus acreedores (desde la aprobación del convenio por sentencia).

8. Le puede permitir que su vida y la de su familia no termine destrozada, atrapada en una ruina económica.

Guillermo González Fernández

Abogado experto Ley Segunda Oportunidad.

Ahora realmente tienes una Segunda Oportunidad. ¡¡¡Comienza de nuevo!!!

 

Formulario análisis de su caso blogdelabogadoconcursal.com

Volver a todos los post