SI ME AMAS PAGAS MIS DEUDAS

Veo con mucha frecuencia endeudamientos comunes con las parejas y las ex parejas, con los padres, con los suegros, con los amigos, etc. Resulta impresionante observar como por el hecho de tener una relación se obliga y compromete a quien se quiere. Me llegan muchos casos de hipotecas firmadas por ambos miembros de la pareja y avalada por padres, suegros, hermanos, primos, amigos, etc.

¿Cómo se llega a esto?, ¿Cómo se llega a comprometer a quienes nos rodean? ¿Por qué se le llega a exigir que firmen sus deudas?

La respuesta no es simple, para ello debemos examinar el comportamiento humano a nivel emocional pues se trastocan muchos valores por error de interpretación. “Si yo me entrego a ti, tu estas obligado a entregarte a mí”. ” Si te hago un favor, tu me lo tienes que devolver”.

Se exige la entrega incondicional de la otra persona en todos los aspectos de su vida. Si yo te amo y te lo doy todo, tu también me debes dar todo. Cuando se casan o conviven se establece un lazo de unión que engloba, ya no solo a la pareja, si no también a sus familiares.

El que pide a su pareja que firme los préstamos, en un principio, no lo hace con la idea de perjudicar a esa persona, lo hace convencido de que es lo mejor para los dos, el dinero es para un proyecto de vida común. Esto hasta cierto punto tiene su sentido, el problema surge cuando se convierte en un modo de vida en el que se ve normal y se justifica el endeudamiento bajo la escusa de una vida mejor.

Reservados todos los derechos de autor

Mirad, de entrada os digo, que lo material conseguido en base a préstamos no suele aportar felicidad, si no más bien genera quebrantamiento de cabeza y el deterioro continuo de la relación. Hay una medida, unos márgenes que cuando se traspasan arrastra todo. Leo con frecuencia en el apartado de “Cuéntenos” de mi formulario que os metisteis una hipoteca con la ilusión de vivir en una casa más grande, que necesitabais un coche más grande, que si montasteis un negocio y salió mal, que si nos quedamos sin trabajo y ahora cobramos el subsidio de desempleo, que si sufristeis un accidente y ya no podéis trabajar, etc. Como veis cuando iniciáis una relación visualizáis un futuro cierto y seguro, estáis convencidos de ello, y con esa seguridad se lo planteáis a la pareja para que firme contigo los préstamos.

Cada miembro de la pareja, debe tener vida y luz propia, esto es lo que la hace atractiva para el otro en el inicio de la relación.

Cada uno debe ser feliz por sí mismo y no exigir que el otro nos haga felices. Me explico, cada uno debe brillar como ser individual y no exigir al otro que nos haga brillar. Una relación no debe basarse en dejar caer sobre los hombros de la pareja la obligación de hacerte feliz. Una relación debe basarse en la suma no en la exigencia. Cuando exigimos al otro generamos una carga de tensión emocional muy intensa, por ello, no tenemos derecho a decirle a nuestra pareja “si me amas paga mis deudas”, “sí me amas prestame dinero”, “si me amas firma los créditos conmigo”, “si me amas dile a tus padres que nos avalen, etc”.

Cuando en la pareja hay trabajo e ingresos y no hay sobreendeudamiento, todo va bien, el problema surge cuando se tuercen las cosas. La mayoría de las personas piensan e imaginan sus vidas como una película calcada del presente y por tanto, contemplan su futuro cierto. Es por ello, que no se debe firmar más créditos de la cuenta dando por sentado que dentro de cinco años estaré como ahora, pues eso no lo sabe nadie.

A tenor de lo expuesto anteriormente ¿por qué exigir a la pareja que pague nuestras deudas?. Si el futuro es incierto y no es predecible ¿por qué la compromete?

Si amáis a vuestra pareja evitad las exigencias, cada uno de los dos deberá enfrentarse a sus propios problemas en lugar de cargarlos sobre los hombros del otro. No miméis a las parejas, si las queréis, permitirles que resuelvan sus propios asuntos para que cada uno crezca “saliéndose de su zona de confort”. Hay que saber decir no, esto obliga al otro a buscar soluciones por sí mismo/a.

Reservados todos los derechos de autor

Se confunde el amor con la dependencia y el apego emocional y se generan parejas acomodadas a las que se las da todo resuelto, Con el tiempo esa persona ayudada de manera continuada se acostumbra a recibir y a exigir y a no dar.

En multitud de ocasiones me llegan parejas en los que uno de los dos ve normal estar continuamente pidiendo prestamos y exigen a su pareja que firme con él o ella. Llegados al punto en el que ya están sobreendeudados no se los conceden, y me llega a decir (el que exige a su pareja que firme los créditos con él o ella) que a ver si les reduzco o elimino las deudas para poder volver a pedir más préstamos en el futuro.

Con el paso del tiempo la pareja que está detrás del otro/a pagando sus deudas o firmando los créditos acaba también con la vida destrozada y padeciendo el “cáncer-deudal”. ¡¡¡Amar no implica decir sí a todo ciegamente a su pareja!!!

Guillermo González Fernández

Abogado y Sociólogo defensor del derecho a una segunda oportunidad

Reservados todos los derechos de autor

Ahora realmente tienes una Segunda Oportunidad. ¡¡¡Comienza de nuevo!!!

HAGA CLICK EN “RELLENE EL FORMULARIO” Y EN 24 HORAS LE DAREMOS SOLUCIÓN

Si no puede rellenarlo, llámenos 955133469 – 672336570  (de 8:00 a 15.00)

Formulario análisis de su caso blogdelabogadoconcursal.com

A Coruña, Álava , Albacete , Alicante, Almería, Asturias, Ávila, Badajoz, Baleares, Barcelona, Burgos, Cáceres, Cádiz, Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca, Girona, Granada, Guadalajara, Gipuzkoa, Huelva, Huesca, Jaén, La Rioja, Las Palmas, León, Lérida, Lugo, Madrid, Málaga, Murcia, Navarra, Orense, Palencia, Pontevedra, Salamanca, Segovia, Sevilla, Soria, Tarragona, Santa Cruz de Tenerife, Teruel, Toledo, Valencia, Valladolid, Vizcaya, Zamora, Zaragoza

About Guillermo González Fernández. Abogado y Sociólogo Experto Ley Segunda Oportunidad y Concurso de Acreedores

Abogado y Sociólogo Experto Ley Segunda Oportunidad y Concursos de Acreedores en toda España

6 Responses

  1. Luz

    Hola Guillermo,me puedes decir, que pasa con las deudas ,de s.social y Hacienda,se tiene que pagar una, cantidad pactada?o pedir la exsorenacion de la deuda,
    Voy loca
    Un beso
    Luz de Valencia

    Me gusta

  2. María

    Hola mi ex pareja no me quita de la hipoteca y no puedo ni pedir ni un préstamo ni una tarjeta de crédito, por ahora la paga pero y sino, son 500.000€ y estoy muy asustada y mi abogado no hace nada. Que puedo hacer y a parte tengo una deuda hipotecaria de 12000€ que quiero resolver pero.no soy solvente. Por privado le explicare el primer caso, creo sufrir maltrato psicológico

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s