NO RUEGUES, SEDUCE PARA SALIR DE LAS DEUDAS

Uno de los problemas con los que me encuentro con decenas de clientes que ya estáis en a lo que yo denomino “Fase 3”, es decir, que lleváis mucho tiempo padeciendo el acoso, es que debido con el transcurso del tiempo vuestra autoestima se os ha ido mermando hasta unos niveles bajísimos. El ¨cáncer-deudal” os ha dejado sin ánimo ni aliento. El efecto y las consecuencias de ello es que estáis deprimidos y empezáis a adoptar el papel de víctimas, incluso me indicáis que habéis pensado en el suicidio.  Entiendo que esto os suceda, pero como mi trabajo es sacaros del hoyo en el que os habéis metido no tengo más remedio que hablaros muy claro. Es necesario que sufráis un  “crack mental” que os haga reaccionar. Sigue leyendo